Elecciones Autonómicas y Municipales 2015. El bipartidismo resiste, pero sigue perdiendo fuerza

Las elecciones municipales y autonómicas de este pasado domingo nos dejan un buen número de respuestas, algunas preguntas más y una serie de incógnitas que los españoles tendremos que despejar en los próximos meses coincidiendo con las nuevas citas con las urnas en Cataluña y en las Generales.

Un par de apuntes personales sobre lo que ocurrió ayer me siguen dejando sorprendido al observar que la mayoría sigue apostando por el bipartidismo + nacionalistas. En todos los casos superan el 50%, por lo que pueden seguir actuando a sus anchas en la totalidad del país.

Por los resultados en general da la impresión que muchos ciudadanos se han cansado ya de las mentiras, las estafas, la corrupción, los impuestos despiadados y el trato esclavista que el PP ha dado a todos los españoles desde que llegó al poder, beneficiando únicamente a unos pocos. El PSOE, que ha conseguido frenar algo su declive, se está convirtiendo elección tras elección en una formación regionalista del sur y una suerte de Neo Izquierda Unida que sirva de palanganero a los de Podemos cuando lo necesiten en el resto de España. Su tercera posición en varias comunidades y ayuntamientos y su práctica irrelevancia en Cataluña y País Vasco, por ejemplo, les otorgan todas las papeletas para seguir avanzando hacia la nada.

Otros ciudadanos, por el contrario se sienten muy a gusto en el lodazal de corrupción en el que nos han metido desde décadas estas formaciones. Bien porque prefieran lo malo conocido, porque no estén ya para cambios o porque ven la política como algo parecido al hooliganismo deportivo, siguen apostando por la estafa, el robo, el latrocinio y el trato inhumano a la sociedad. Creo que unos grupos que lo único que quieren es crear aparatos gigantescos con decenas de miles de puestos en los que colocar a sus colegas, cobrándonos a nosotros la cuenta y tratándonos poco menos que como esclavos, no merecen representarnos, pero sobre gustos ya sabes lo que se dice.

Un buen número de analistas políticos, sobre todo en el ámbito de la derecha, están pintando un panorama demasiado sombrío ante la irrupción con fuerza de las formaciones que presentaba Podemos en Madrid y Barcelona especialmente, pero que también resultarán determinantes en otros ámbitos geográficos, donde hn obtenido muy buenos resultados. Yo, no creo que sea para tanto y que su visión sea más una pataleta por los resultados nefastos del  PP que ha perdido casi todo su apoyo autonómico y municipal. 

Alguien hace tiempo dijo que se puede engañar a alguien durante todo el tiempo y a todos durante algún tiempo, pero que era imposible engañar a todos durante todo el tiempo. Esta máxima que se atribuye a varios analistas, deberían grabársela a fuego las formaciones que siguen apostando por la política del palo y la zanahoria o del ninguneo de la ciudadanía.

Pienso que, aunque no me gustan mucho de sus postulados, al no haber obtenido mayorías claras, serán un contrapeso interesante a lo que queda del bipartidismo + nacionalistas en muchas zonas y quizás eso sirva de acicate para ver un tiempo nuevo a la hora de hacer política, aunque todo eso el tiempo lo dirá con su ancestral sabiduría.

Los resultados de ciudadanos no me han sorprendido excesivamente. Una formación que sin apenas recursos, cuadros, estructura e implantación nacional, era difícil que obtuviera los datos que vaticinaban algunas encuestas, pero no obstante, han iniciado su andadura con muy buen pie y deberán seguir apostando por ello, aunque durante las negociaciones de los distintos pactos tendrán que medir muy bien sus pasos para no caer en los mismos errores en los que incluyeron las formaciones clásicas que nos han mantenido en el régimen feudal de corrupción desde hace más de 30 años.

Mención aparte merece el caso de Canarias, donde el feudalismo electoral unido a un régimen de corrupción galopante, ofrece resultados más que curiosos pintorescos, merced a una ley electoral que más que ser injusta es toda una estafa al ciudadano. Basten dos ejemplos: Coalición Canaria por número de votos es la tercera fuerza política, pero es la primera en número de escaños y lo más escandaloso, el caso de ASG de La Gomera que con 3000 votos obtiene 3 diputados autonómicos, mientras ciudadanos con 50.000 se queda fuera del parlamento regional.  En las islas la coalición pro corrupción formada por Coalición Canaria, PP y PSOE, seguirá mangoneando a los canarios otros cuatro años más. Siguen manteniendo su sistema electoral ad hoc, con el que teniendo al cacique adecuado en las islas menores, unos pocos miles de votos deciden el destino de más de 2 millones de canarios.

La imagen pertenece a la obra Misterios del horizonte del pintor surrealista belga René Magritte.