El increíble mundo imaginario del ilustrador japonés Shohei Otomo.

Tenía varias ideas sobre algunos temas para tratar el día de hoy, pero hay cosas que me pueden. Una de ellas era plasmar mi visión sobre la actualidad política en España, pero, dadas las circunstancias y asumiendo que lo que ocurre es básicamente un lío de mamporreros, inútiles, demagogos y salvapatrias que en unos casos pretenden preservar el régimen de corrupción que padecemos y en otros, dibujar un futuro en el que básicamente llegaríamos a lo mismo, deseché la idea al menos hoy.. De momento ese tema se lo dejo a las mafias periodísticas a sueldo de los políticos corruptos para que se sigan mirando el ombligo mutuamente unos días más.

Repartidos ya los sobornos pertinentes a la prensa que aún no tienen en nómina, ya pueden convocar elecciones en Andalucía que se celebrarán en un mes y medio largo, el 22 de Marzo para ser exactos.

Otra de las opciones que barajé fue la del tema energético con el petróleo, el euro/dolar y las repercusiones que estamos viendo en el día a día, pero como el petróleo está ahora mismo con ganas de empezar a subir o al menos de mantenerse, esperaré unos días a ver si la evolución continúa o volvemos a la tendencia negativa en los precios.

Finalmente me he encontrado en los apuntes que tengo sobre temas a tratar en el blog al dibujante japonés que realiza verdaderas obras de arte con el bolígrafo. Y al final me he decantado por hablar de su vida y de su obra.

Shohei Otomo, más conocido como Hakuchi, es un dibujante e ilustrador japonés que no deja de sorprender por la belleza de sus creaciones y por la humilde herramienta que utiliza: un simple bolígrafo. Sus obras se centran básicamente en el mundo medieval nipón y en el punk. En muchos casos mezcla ambas culturas y le da a sus creaciones ese toque tan curioso que podemos comprobar en cualquier de sus galerías.

Aunque sus trabajos tienen como elemento principal el color negro que combina con el blanco y los diferentes tonos de grises, en algunas de sus obras incluye el color rojo, también de bolígrafo.

En esta imagen de la derecha puedes comprobar su nivel de maestría en esta recreación de la Gioconda. Y es que el arte con algo tan simple como un humilde bolígrafo también puede estar a la altura de los más grandes.

En este vídeo puedes apreciar su técnica a la hora de dibujar. Una muestra de lo que puedes ver en su sección de Youtube.


En este vídeo también puedes conocer algo de él. Está en japonés subtitulado al inglés. En él nos cuenta sus motivaciones a la hora de dibujar y lo que le motivó a iniciar una carrera en el mundo de la ilustración. También nos comenta el por qué de la elección de este tipo de look en sus obras y sus opiniones sobre la sociedad japonesa.


Las imágenes y los vídeos los encontré en su página web Hakuchi.jp