Una de series: The Honourable Woman, una trama de intriga sobre servicios secretos de diferentes países

Estos días estoy disfrutando con varias series que ya he comentado en estas páginas y otras de las que hablaré en el futuro. Debo confesarte que como la actualidad en España me está resultando excesivamente aburrida con papanatismos, fanatismos y paparruchas que pugnan por imponerse entre el rebaño, prefiero dedicar el tiempo a usos más provechosos.

Pero vayamos al grano. The Honourable Woman es una serie británica concebida como un todo, esto es, con principio y final, lo que en la jerga se denomina muchas veces como miniserie. 

La protagonista, Nessa Stein es la responsable de una empresa de armamento isreelí que heredó de su padre, asesinado por terroristas palestinos. Ella, no obstante lucha por la convivencia y ramificaciones de su empresa intentan llevar algo de bienestar a Cisjordania con la inversión en fibra óptica y universidades, aunque se ve envuelta en una complicada trama de los servicios secretos de diferentes países. En definitiva una visión desde otro punto de vista de la compleja partida de ajedrez que se está jugando en Oriente Medio.

Con el telón de fondo del conflicto entre Israel y Palestina, la serie nos relata con mucho acierto, muchos de los escenarios que no terminamos de visualizar correctamente desde Occidente y fuera de la zona.

Me gustó el realismo de la obra y esta producción te engancha desde el primer capítulo. Es de destacar el tempo británico a la hora de presentarnos historias, mucho más pausado que otras producciones norteamericanas similares y en cada uno de sus capítulos se nota la factura que la BBC sabe imprimir a este tipo de creaciones.

La imagen de la actriz nortemericana Maggie Gyllenhaal, protagonista destacada de la serie