Youtube estrena esta semana más de 50 canales de series y películas exclusivos a través de suscripción

Buenas noticias si vives en Estados Unidos porque esta semana Google a través de Youtube estrenará 50 canales exclusivos en la famosa plataforma de vídeos online que incluirán series, documentales  y películas de las principales productoras mundiales.

La información tiene visos de estar suficientemente contrastada porque la ha publicado el prestigioso diario económico Finantial Times, cuya reseña puedes leer aquí en El Confidencial,  que cita fuentes del gigante de las búsquedas.

Desde hace ya unos cuantos años existía en la Red un gran número de usuarios de series y películas que no podían acceder legalmente a ninguna plataforma, al menos en España y la mayoría de los países, por la que mediante una suscripción se pudiera ver online nuestras series y películas favoritas.

Por estos lares seguíamos trampeando con páginas de contenidos y enlaces, redes P2P y diversas fórmulas de intercambio, sin que nadie se pusiera manos a la obra a conciencia para construír lo que ahora materializará Gogle.

La noticia habla de 1, 99 dólares la suscripción mensual, lo que me parece un precio muy adecuado si lo que pretenden conseguir es una suficiente masa crítica de clientes para esta nueva iniciativa.

Creo que en España, y de hecho muchos lo hemos demandado desde hace la tira de años, la totalidad de los consumidores de series y películas online estaríamos encantados de poder disfutar de un sistema de este tipo. 

El problema al que nos enfrentamos es el de siempre: la industria prefiere ir varias décadas por detrás de la tecnología, cuando puede beneficiarse enormemente de todas las ventajas de la red global. 

En converasaciones con colegas y amigos, cuando surge este tema, la respuesta es la de siempre: se quejan de que la gente descarga de todo, pero no le proporcionan una alternativa decente, a un precio razonable y en condiciones para que el beneficio sea para todos igual. Lo mismo ocurre con los libros electrónicos. Las editoras pretendern cobrar por unos cuantos bits lo mismo que por un libro físico. Siendo que un libro electrónico no require materias primas para imprimirlo, tampoco transporte ni almacenaje. Pero ellos siguen en sus trece y estamos como estamos.

Me parece genial la iniciativa y espero y deseo que muy pronto llegue a nuestro país. De momento habrá que preguntarles a los amigos americanos a ver qué tal funciona. Nosotros de momento tendremos que esperar.

Actualización: Ya se conocen todos los detalles del nuevo servicio.

La imagen de Youtube la encontré en Alt 1040

No hay comentarios: