Rajoy rinde pleitesía al genocida y ladrón Mohamed VI en su primera visita como presidente

El presidente español está actuando de forma que tiene desconcertado a más de uno. La primera visita tras ser nombrado presidente será al ladrón y genocida Mohamed VI. Según comentan para seguir la tradición de todos los presidentes, una tradición que supone una bajada de pantalones ante uno de los regímenes asesinos de nuestro entorno. 

No ha trascendido si la vaselina la llevará el propio Rajoy y se la aplicará el propio régimen feudal in situ. No sé a qué tiene que ir un presidente español a Marruecos hasta que no exista democracia y se respeten los derechos humanos más elementales.

El asesino y ladrón Mohamed VI no sé si le permitirá visitar los campos de concentración del Sáhara, donde sigue matando a todos los saharauis que no se plegan a su dictadura. Tampoco sé si le mostrará la forma en la que sigue robándoles los recursos con la anuencia de la propia España y del resto de la cobarde comunidad internacional. 

El sátrapa marroquí tampoco se corta mucho a la hora de practicar el genocidio con su propio pueblo al obligarles a jugarse la vida en pateras para salir del infierno que ha creado y para evitar morir de hambre.

Si Rajoy va a continuar con la misma política de bajada de pantalones de ZP y las escombreras que tenía como ministros de Exteriores, podría haber avisado. Quizás les hubiera convenido más a los españoles mantener a los sociatas para continuar con la misma política de defensa y entendimiento con asesinos y genocidas.

Si alguien todavía dudaba de que el PP es exactamente igual al PSOE, salvo ligeras diferencias, tiene hoy una prueba más para convencerse. 

¿Veremos hoy a Rajoy condecorar a los generales genocidas del Sátrapa, tal como hizo ya Rubalcaba? Esta tarde saldremos de dudas.

La imagen de Rajoy la encontré en El Mundo.

No hay comentarios: