Manos largas

¡Cómo está la delincuencia! En lo que va de mañana me han atracado ya dos veces. La primera fue en una sucursal de La Caixa y fue a plena luz del día. Iba a cobrar un talón por un trabajo que había hecho y un tío armado con corbata y parapetado tras una mesa me dijo que me tenía que sisar 1,80 euros del importe porque la sucursal del talón no era aquella. Le pregunté que por qué y me dijo que son normas del Banco de España, banco del que tampoco me fío mucho porque da la casualidad que a ese hombre lo nombran los mismos a los que les parece de perlas convertirnos en delincuentes.

Hace tiempo que no tengo cuenta corriente típica. Tengo una para casos extremos que no me cobras sisas. Porque un usuario paga 171 euros de media anual por comisiones por su cuenta corriente. Me niego a pagar ese impuesto revolucionario y prefiero invertirlo en otras cosas más interesantes como ibros, CD´s, vino, ordenadores; o en algo más beneficioso para la humanidad como por ejemplo un kalaka para atracar un banco o un lanzallamas para prenderle fuego a esa sucursal.

Desde luego que 1,80 euros no arruinan a nadie, pero el hecho de que sigan robando a espuertas con la anuencia de la ley que los protege, me saca de mis casillas.

El otro atraco lo sufrí en el supermercado poco después. Un litro de leche que hace algo así como un mes costaba 59 céntimos, ahora cuesta 1.03 euros. Lo vergonzante del hecho es que aquí en Canarias, la UE ofrece unas ayudas conocidas como REA (Régimen Especial de Abastecimiento) para que los productos básicos tengan el mismo precio que en el resto del país.

Será que ¿alguien o alguienes se están llevando por toda la cara esas ayudas como hicieron hace algunos años con los fondos de los parados de Canarias?

Ahora empiezo a ver claro por qué hay personas que se dedican a llevarse víveres de los supermercados. Con estos precios, es casi lo único que muchas personas pueden hacer para poder subsistir.

Hace como dos meses, estaba en un super y vi salir a un señor normal y corriente con dos bolsas de la compra de ese supermercado. Algo absolutamente normal porque es eso lo que hacemos todos. La diferencia estaba en que él no las había pagado y cuando la cajera le pidió explicaciones se echó a correr. Me pareció sorprendente y me tuvo algún tiempo pensando en cómo está el panorama para algunos con estos precios que no paran de subir.

La imagen la encontré en el blog salmón. Se refiere al phising, pero ahora no tengo muy claro quienes son los más peligrosos: los phisingueros o los comisioneros.

Actualización: He llamado a AUSBAN, la Asociación de usuarios de banca, para consultarles el tema y, como saben que la gente es bastante idiota, pretenden timarlos también. Me remiten a un número de esos de tarificación adicional para que les haga la consulta. Al Capone o Alí Babá y los cuarenta ladrones en la España de hoy en día serían considerados hermanitas de la caridad.

4 comentarios: