La odisea de ser viuda en España

Me he llevado una sorpresa desagradable al leer un artículo en El Periódico de Cataluña en el que cuentan la difícil situación por la que pasan miles y miles de viudas en nuestro país con pensiones miserables que no les permiten llegar ni a poner un plato de comida en la mesa a diario. Lo más soprendente es que muchas de ellas, según se constata en el artículo, acuden a mercados para pedir sobras para el gato. Ellas no tienen gato, pero con esta mentira piadosa consiguen evitar la vergüenza que significaría tener que pedir la comida para ellas.

El problema se agrava porque las leyes no les permiten trabajar bajo la amenaza de retirarles la paupérrima pensión.

Y hay quien dice que somos un país que está en la Unión Europea.

La imagen de los gatos colegas la encontré en Espacio Blog.

1 comentario: