La realidad interpretada a gusto del consumidor

De un tiempo a esta parte, y va en aumento con el trascurso de los días, vengo observado un hecho curiosísimo que se está dando en la Prensa de nuestro país: Ante una noticia, las interpretaciones son diametralmente contrarias por lo que intentar informarse a través de los medios de lo que realmente ocurre es batalla perdida de antemano.

El enrevesado juicio del 11-M es el mejor ejemplo para explicar este hecho. Cada día una serie de testigos o imputados declaran ante el Tribunal sobre las circunstancias que rodearon los atentados que ensombrecieron Madrid el 11 de Marzo del año 2004.

Estamos llegando a una situación en la que cualquier día podremos acercarnos al kiosco y solicitar la prensa a nuestro gusto:

- Quiero un diario en el que digan que todo en el 11-M está claro y no hay ninguna duda sobre lo ocurrido.

- Deme un diario en el que digan que no se conoce nada de lo del 11-M y que lo que dice el diario anterior es mentira.

- ¿Tiene algún diario en el que el Valencia haya pasado la eliminatoria de la Champions?

El juicio va para largo, pero sigue asombrándome que periodistas, que aunque de diversos medios, acuden al mismo lugar a cubrir una noticia, salgan con interpretaciones absolutamente contrarias. Con las radios pasa lo mismo.

La imagen del Kiosco de prensa lo encontré en Imakinaria.

No hay comentarios: